Whistler dia 3: Alta Lake enduro

Tercer día, ya voy aclimatándome y subimos un punto la dificultad de los senderos, tanto técnica como físicamente. Como va siendo habitual, nos encontramos a las 10 de la mañana, desayunados y listos para hacer una buena ruta de enduro. Con la compañía de Chus y María de PlanetMTB, no necesito ni mapa ni GPS, confianza ciega en sus decisiones y partimos dirección Alta Lake.

A que mirando esta captura del Strava no parece mucho? 3h justas, 430m de desnivel acumulado y “solo” 22.2km de nada.

Ahhh!! Pero no es oro todo lo que reluce…aunque en este caso si que es oro. Hacemos unos 4km por el carril bici que sirven para calentar piernas e ir comentando lo que tenemos por delante durante la mañana. De entrante una subida para sacar el hipo, Whip me Snip Me, que nos llevará desde unos 650m de altura hasta casi 800m. Una subida de las de meterlo todo y apretar los dientes, por suerte no es técnica y hay buen agarre. Llego arriba con la lengua afuera. A partir de aquí lo que resta durante el resto de la ruta es un constante subir y bajar, como diría mi amigo Mati “manteniendo cota”. 
Pero es subir y bajar esta aderezado con raíces, árboles, troncos, piedras, todo tipo de obstaculos que no te harán la tarea fácil. Pero te dejarán con una sonrisa en toda la cara. 27 Switchbacks, Bob Rebob, Get over it y Mel’s Dilema se encargan de irme sacando las fuerzas a cada golpe de pedal pero dejando una sensación muy satisfactoria de “lo he pasado, soy un crack” a pesar de que lo que has pasado es una pequeña raíz resbaladiza que para cualquier chaval de 10 años de la zona no sería digna ni de mencionar.

la naturaleza que nos rodea es idílica, todo recubierto de musgo
parada rápida para ajustar el sillín, estaba flojo y de momento
lo tenía apuntando hacia arriba, muy incómodo para pedalear
Toda esta zona es espectacular, rompepiernas pero muy disfrutona. Aquí cobra muchísimo sentido el uso de la tija telescópica, es un constante sube y baja de la tija según vas encontrando diferentes obstáculos. Hay multitud de senderos, todos muy bien señalizados y que recorrren km’s y km’s de montaña y bosque. Para enlazarlos todos necesitaríamos varios días.
una de las tantas pasarelas que hay por todo
Una  vez salimos nuevamente a la carretera nos paramos a coger un respiro y ver por donde seguimos. Aún tenemos un par de horas disponibles y hay fuerzas por lo que Chus decide, ya que estamos por la zona, hacer un sendero mítico A river runs through it. Es un sendero sin practicamente desnivel, catalogado como negro de un rombo por la dificultad técnica que tiene. Es ideal para ver hasta donde llegan las labores de la comunidad biker de la zona. El sendero está repleto de pasarelas de todo tipo, anchas, estrechas, con curvas, con bifurcaciones, saltos, un sinfín de opciones hasta el cansancio, todo esto en un entorno precioso, cruzando a cada rato un pequeño riachuelo que fluye paralelo al sendero.
comienzo del A River runs through it
Lo mejor del sendero es que te pone a mil por hora, las piernas arden del constante esfuerzo, un golpe de riñón aquí, un par de pedaladas con potencia allí para subir un escalón, todos los sentidos pendientes de pasar esa pasarela, patinaré o no patinaré, me la pegaré o no? Pero llevar a Chus de guía es un puntazo, basta con seguir sus instrucciones para ir con los ojos cerrados: derecha, izquierda, salida chunga cuidado, pedalada fuerte, curva cerrada, sillín abajo… con sus certeras indicaciones voy venciendo casi todos los obstáculos y la adrenalina te pone a tope.
una de las tantísimas pasarelas del sendero, casi al final del mismo

Este sendero finaliza en un área recreativa junto al lago “Alta Lake” donde paramos un par de minutos a por un par de fotos y tomar el aliento. Al fondo entre las nubes el bikepark y detrás de la montañita en primer plano está el village o centro del pueblo.

Y como de otra manera no podría ser, terminamos la ruta justo en el centro neurálgico del bikepark, en la base del telesillas principal. La birra sabe a gloria.

Por la tarde un par de horitas de descanso, comer algo y hago 3 bajadas sencillas por el bikepark. Las 2 primeras similares a las de ayer. La primera B-Line, Ninja Cougar, Karate Monkey, Pizza Cat y Ho Chi Minh y la segunda Crank it Up y Heart of Darkness. La 3ra bajada decido irme por primera vez hasta la zona del Garbanzo y hacer Blue Velvet desde arriba del todo. terminando con una combinación muy chula de varios segmentos técnicos B-Line, Funshine Rolliedrops, Smoke n Mirrors, Bluesium, Wednesday Night Delight.
Mañana temprano más enduro del bueno, la promesa de Chus es “más de lo mismo pero con una vuelta de tuerca más”. Bieeen!!

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s