Crimea dia 7: Ai-Petri, vistas espectaculares y piedras

Hoy ha tocado día de mountainbike en su estilo más natural y alpino, tuvimos de todo, pero sobre todo, mucha diversión en forma de 2 senderos interminables, diversión de la buena, de la que al llegar abajo dices “¡¿Repetimos?!”.
El destino de hoy fue la montaña de Ai-Petri, con la ciudad Yalta a sus pies. Esta ciudad es muy conocida como destino turístico ya desde la época soviética, sitio donde muchos de los presidentes y altos cargos políticos solían pasar sus vacaciones en casas de campo exclusivas. La montaña de Ai-Petri se levanta unos 1300m sobre una plataforma de 1100m en la Cordillera de Crimea, de terreno mayormente rocoso. Es muy conocida por los constantes vientos que suele soplar aquí durante más dde un tercio del año con rachas de más de 100kmh. En fin, ya están situados, vamos al lío.
El día comienza con una tirada en coche de aproximadamente hora y media. La primera hora por la carretera que enlaza Alushta con Yalta, con el ya clásico y conocido tráfico y formas de conducir de los rusos, caos total y un nulo respeto entre los choferes, triunfa el más grande y fuerte o el que tiene menos que perder. La siguiente media hora toca subir desde casi nivel del mar hasta 1100m, por una carretera estrecha y bastante maltratada que por momentos solo deja pasar un coche, entre un bosque precioso por donde se ven senderos por todo.
Yalta allá abajo, descargando las bicis, cabras montesas y un mirador camino al punto de partida
Descargamos bicis, verificamos que todo esté bien y partimos. Toca una sección inicial de pedaleo y pateo a partes iguales por una zona con unas vistas espectaculares sobre la costa. Vamos por un sendero bordeando todo el precipicio que tenemos a nuestra derecha, hacemos paradas constantes para admirar las vistas, mientras nuestro guía Vados nos va comentando sobre lo que vamos viendo, historias, etc. Vamos ganando altura poco a poco, durante unos 8km subimos hasta 1350m, lo único complicado es que en algunos puntos aún se acumula bastante nieve y no siempre se puede rodar por ella, toca caminar o pasar como puedas.
vistas sobre el mar que quitan la respiración, algo de pedaleo y pateo por la nieve
Y finalmente llegamos al inicio de la primera bajada del día llamada “Iograf“, casi 8km con unos 1100m de desnivel negativo, un sendero completamente natural, muy diferente a lo que hemos hecho los días anteriores, con mucha piedra suelta, raíces, zonas expuestas, secciones rápidas, una delicia para todo el que guste y disfrute bajadas agrestes, físicas y técnicas. Comprobamos todo y pa’bajo en trenecito. El inicio tiene algunas zonas aún con nieve entre el bosque, cada cual busca la mejor manera de pasar, no hay trazada exacta ya que la nieve cubre todo el sendero. Pero pasado el primer km ya tenemos vía libre, ahora los límites los pones tú, la adrenalina corre libre y…. VAMOSSSS!!
“Iograf” lo tiene todo, curvas cerradas, piedras, zonas expuestas, zonas rápidas, el paraíso
Entre paradas para reagruparnos, un par de fotos y demás, llegamos abajo unos 40min después, con una risa en toda la cara. Cada uno a disfrutado a su manera. Yo esta vez no me he despegado de la cabeza del grupo, disfruto como un niño con juguete nuevo, me gusta este tipo de terreno donde se combina de todo y no es solo flow y más flow. Cargamos las bicis y volvemos a subir hasta el mismo punto de antes, la diferencia es que esta vez la bajada comienza casi de inmediato, llamada “Iagodka“, en unos escasos 4.6km tiene casi el mismo desnivel de la bajada anterior, lo que significa que hay puntos con mucha más inclinación y por tanto zonas más peligrosas. Vuelvo a disfrutar como un cerdo en su charco, piedras, curvas, raíces, senderos rotos, recortes aquí y allá, disfrute total. Casi al final de la bajada nos detenemos en un pequeño lago de montaña con un color verde sensacional, aquí toca la parada para el sandwich, tan esperada por todos.
Terminado el bocata, nos quedan unos 500m escasos divertidos y rápidos para llegar a los coches. Ya vamos de vuelta a Alushta, pero con una última parada para hacer un sendero que tendremos justo de camino, “Kastel“, corto y con 2 zonas muy diferenciadas, una inicial con mucha piedra pero con mucho agarre que se pasa no sin algún susto y luego una 2da mitad muy fluida y que te deja volar entre el bosque, cuidado con esos manillares de 80!
Terminamos directamente en la zona del paseo marítimo de Alushta y como de otra manera de no puede ser, vamos directo a por la zona de hidratación, todo deportista debe cuidar su correcta hidratación durante y luego del ejercicio, recuperar electrolitos y blablablabla…vamos, ponerse de birras hasta arriba…jajaja!!
De momento ha sido el día que más he disfrutado con las bajadas, lo más parecido que he visto a muchas de las zonas por las que he rodado en Ojén o durante los años que viví en Mallorca. Mañana toca día de aeropuertos y llevar y recoger clientes, a la tarde quizás pedalear un poco para darle un repaso a las 2 bajadas que tendremos el domingo en la Copa de Alushta SuperD.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s