Crimea dia 12: MaxiAvalanche, o lo mas parecido que hay

¿Y porque lo más parecido que hay a una MaxiAvalanche? Hombre, 12km de bajada continua con casi su totalidad por sendero, es lo más parecido que hay a una de las conocidas carreras de la MaxiAvalanche. La diferencia claro que es que eramos un pequeño grupo y nadie iba peléandose por adelantar al otro.
Hoy tuvimos otro día de esos para recordar, casi todos los días están siendo de este tipo, para que mentirte, la zona es alucinante, repleta de senderos para todos los gustos y colores. Comenzamos como ya es habitual con un remonte en coche hasta unos 450m, desde aquí nos esperarían casi 7km de subida continua para salvar mil metros de desnivel y llegar a 1400m de altura. Son muchos metros en pocos km’s dirás, y efectivamente así es, más de la mitad de la subida la hicimos andando, compartiendo historias y comentarios.
Más o menos a mitad de subida nos juntamos con otros 3 que habían salido una media hora antes ya que iban un poco más lentos. Paramos en un pequeño manantial que había de camino, cargamos algo de agua, nos refrescamos y continuamos. Y digo nos refrescamos porque hace calor, ya llevamos varios días con más de 25 grados, la suerte es que el clima es bastante seco y se suda poco.
Tardamos 2h justas en llegar a lo más alto, con varias paradas para ir admirando el paisaje ya que lo merecía. En esta zona aún queda nieve de la nevada de la semana pasada, que nos pilló de lleno el 2do día que salimos a rodar. Una vez arriba nos tomamos un merecido descanso, nos comemos el bocata pertinente mientras admiramos las vistas (ver foto que encabeza la entrada) y nos vamos preparando para una bajada de 12km continuos en la que bajaremos los 1400m completos en los que nos encontramos. Se dice rápido, pero 12km son muchos kilómetros bajando.
Una vez de romanos nos dividimos en 2 pequeños grupos de a tres, delante vamos Vados y Antón con un servidor y detrás los otros 3 que van mas tranquilos. El inicio de la bajada es por sobre una padrera repleta de piedras tamaño puño, listas a reventar ruedas y cubiertas, por lo que tampoco se puede ir desbocado. Tenemos un punto de referencia al que llegar “allí, donde se ve la nieve al borde del acantilado” y para allí vamos como flechas. Al llegar, un pequeño pateo sobre la nieve y comienza el sendero en sí.
Un inicio muy pedregoso, con bastante inclincación, de esas zonas famosas “culo atrás y suelta freno”, aunque sé que lo de culo atrás algunos me lo recriminarán…jajajaja!! Pero bueno, la frase es pegadiza. Pasado aproximadamente un par de km bastante técnicos y rotos entramos en una zona de bosque, con muchas raíces, curvas, contraperaltes, una delicia donde hay que esmerarse para mantenerse sobre la bici mientras vas pasando raíz tras raíz.
Bajamos, bajamos y seguimos bajando, enlazamos varios senderos ya conocidos en la zona baja de la montaña y salimos a la ciudad practicamente al nivel del mar. Las caras…y las manos y brazos cansados…lo dicen todo, un bajadón en toda regla. Como decía al inicio, digna de una MaxiAvalanche, nada que envidiar al recorrido de la Maxi de Andorra o incluso la MegaAvalanche, claro que esta 2da es aún más larga.
Terminamos el día con una cerveza fresca en la orilla del mar, cansados pero contentos. Algunos nos atrevemos a darnos incluso un chapuzón en el Mar Negro, el primero para mí, vaya agua más fría madre mía…jajaja!! El clima nos sigue acompañando y estamos disfrutando de unos días perfectos para la bici, al sol calorcito ya la sombra se está fresco.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s