Crimea, un paraíso por descubrir

Cuando se habla de Rusia a muchos le viene a la mente frío, varios metros de nieve todo el año, vodka y osos caminando por la calle, el clásico estereotipo. Pero muchos no imaginan que debido a la extensión del país y la enorme variedad de su territorio, tiene desde zonas permanentemente heladas al Norte y centro del país, hasta sitios al Sur donde escasamente nieva y las temperaturas suben hasta casi 50 grados en verano, desiertos, montañas (el Elbrus, la montaña más alta de Europa, está al Sur de Rusia) y mucho más.

Crimea es uno de estos sitios paradisíacos. No hace mucho dio mucho de que hablar a raíz del conflicto político en que se vio envuelta entre Rusia y Ucrania. Muchos cuando supieron que viajaría allí a hacer bici inmediatamente preguntaban: ¿Y la seguridad? No hay ningún tipo de problema allí amigos, todo está tranquilo y no hay conflicto de ningún tipo. La mayoría de los que viven allí son rusos de varias generaciones por lo que para ellos el cambio no ha significado nada raro, al contrario, muchos incluso lo recibieron con alegría. Piensen que esta península ha sido históricamente el destino turístico de verano para los antiguos ciudadanos soviéticos y actualmente para los rusos. Muchas personas de la cúpula política y económica del país han tenido por generaciones sus casas de veraneo (“dachas”) en la zona.

¿Y de bici, que me cuentas? Pues te cuento que es un paraíso, nada más y nada menos. Con montañas de más de mil metros, la más alta unos 1800m, con una variedad de terreno inimaginable, hay para todos los gustos. En este viaje en particular he tenido como “base” la pequeña ciudad de Alushta, a unos 70km de Simferopol, la capital y donde está el aeropuerto internacional al cual se llega desde Moscú. Alrededor de Alushta, rodeándola a modo de herradura, hay un cerco de montañas, con 3 macizos destacados de 1300, 1400 y 1500m respectivamente. Y el mar Negro bañando la costa de la ciudad. Esto da un sinfín de posibilidades, con montón de senderos acabando a 5min del mar con la opción de darte un chapuzón en verano o si no temes al frío, incluso en primavera cuando aunque afuera hay unos 25grados, el agua aún está a unos 15.

Mi plan era pasar 3 semanas de la mano de BikeTest.ru, una pequeña pero muy activa empresa de aventuras asentada en Alushta, enfocada al 100% en rutas de MTB para todos los niveles. Tienen como cabeza visible al conocido rider ruso Vados Barbados, con más de 25 años de experiencia en el mundo del ciclismo y en particular del mountain bike. Llegó a correr varias copas del mundo de descenso a finales de los 90, participó así mismo en la Vigo Bike Contest y en la Copa San Andreu de La Barca en sus primeras ediciones. Con estas credenciales la diversión está asegurada durante la estancia allí.

Por razones varias me decidí a ir a última hora en Abril, el pasaje me salió por 325€, con un mes de antelación. Si lo hubiera sacado varios meses antes el precio baja bastante, he volado otras veces a Rusia por menos de 200€. El vuelo hace escala en Moscú donde se cambia de avión para llegar al aereopuerto de Simferopol en Crimea. Varias compañías ofrecen vuelos directos a Moscú, a Simferopol no hay vuelos internacionales directos desde España, al menos no de momento. A Moscú son unas 5h de vuelo y luego unas 3h más a Simferopol. Volé con Aeroflot y la experiencia fue buena, sin retrasos y buena atención. La ventaja de volar con Aeroflot es que si la bicicleta no pasa de 23Kg se puede despachar como equipaje normal y corriente y no hay que pagar extra. Esto implica que en el equipaje de cabina deberás llevar toda la ropa. Para 3 semanas a mi me bastó, el casco lo llevas en la mano y perfecto. Si necesitas equipaje extra, recomendable reservarlo con antelación, 50€. En ambos sentidos los aviones iban bastante vacíos, por lo que nada más despegar me cambie a una fila de asientos vacíos y dormí todo el vuelo, una ventaja para llegar descansado. La diferencia horaria con España son solo de 3h, por lo que el famoso jetlag es casi despreciable.

BikeTest.ru ofrece en su paquete de viaje el viaje al aeropuerto, tanto a la llegada como a la ida. Dispone de un transporte perfecto para ello donde caben hasta 5 cajas de bicis con sus respectivos equipajes y personas. Del aeropuerto a Alushta es una hora escasa, por una carretera principal bastante transitada que recién han reacondicionado por completo, por lo que se hace muy bien. En Alushta el alojamiento es un hotel “bike friendly”. Esto significa que tiene sitio seguro donde guardar las bicis, zona para lavarlas en caso de lluvia y barro y un grupo de personas que son conscientes de las necesidades de los ciclistas. Cada habitación es doble, varias tienen una cama matrimonial y otra individual, por lo que si no te es problema compartir cama, pueden dormir hasta 3 en una habitación. El hotel dispone de zona común, un pequeño comedor donde desayunar y comer o cenar. Al ser la ciudad pequeña, el hotel está a unos 10min andando del mar y unos 5min del centro, con muchos restaurantes y bares donde comer o pasar el rato. En general los precios son un 30% más bajo que en España. Puedes cenar por unos 10€ sin problemas una buena comida con bebida y postre, por 20€ saldrás repleto.

Y finalmente, las rutas de MTB. Lo que te cuente es poco, no describe lo impresionante del terreno. A escasos minutos de la ciudad hay una variedad enorme de senderos, cada uno más divertido que el otro, con mucho “flow”, zonas rápidas, otras técnicas, de todo para todos los nivelels.

mapa tomado del área de Alushta en Crima (TrailForks)

Como todos sabemos que bajar es lo más divertido, cada día la ruta suele incluir uno o varios remontes, para quitar hasta unos 750m de desnivel de subida en algunos casos. Algunos senderos (Ceraus, Ai-Iori, Mamontovaya, Alushta) requieren unos 20min de pedaleo y un desnivel de unos escasos 100m para llegar a ellos y luego tienes más de media hora de bajada.

Otros senderos de tipo más alpino y técnicos (Zimlenika,etc), que comienzan un poco más arriba, requieren alrededor de 1h y subir unos 300-500m para llegar al inicio. Pero amigos, una vez arriba las vistas son simplemente espectaculares. Y luego esperan casi 1500m de desnivel negativo de bajada enlazando senderos uno detrás de otro, llegando a completar casi 1h de bajada continua. Y aún hay otra zona donde los remontes nos dejan a unos 500m de altura directamente en la cabecera del sendero, Zabor y Grivi entre ellos, bajadones todos por una zona alucinante repleto de viñedos con un terreno de margas, similar a algunas de las bajadas de ZonaZero (si has estado allí sabrá de lo hablo).

Tuvimos días en los que hicimos hasta 5 remontes, totalizando unos 1500m de subida, en pequeños trozos y con unos impresionantes 3700m de bajada, como si de un bike park se tratara ni más ni menos, si con eso no sales satisfecho, no sé que lo hará. Las rutas suelen comenzar a las 10am y sobre las 3-4 de la tarde ya acaban, con parada intermedia para comer un supermega bocata que BikeTest prepara para cada cliente cada día… para mi, el mejor momento del día, descubrir que tenía el bocata cada día, simplemente deliciosos. Además incluyen en la bolsa con el bocata un par de caramelos y barritas energéticas para ir picando durante el día. Agua se puede encontrar en montón de manantiales en casi todas las rutas, agua perfectamente potable, no hay contaminación alguna por las montañas de ningún tipo.

Por la parte de asistencia técnica, recomiendo llevar al menos lo imprescindible, al menos una patilla del cambio de repuesto, un par de cámaras de recambio, un juego de pastillas de freno y si es posible, meter una cubierta también por si las moscas. En mi caso no llevé una cubierta y justo al 3er día en una de las bajadas por una zona de piedras raje la cubierta trasera, un agujero de un par de cm, imposible de reparar. Por suerte hay una tienda local que tiene repuestos básicos y Vados también suele tener alguna cosa, por lo que ese mismo día en casa monté una nueva cubierta, por unos 35€ al cambio actual del rublo (66rublos = 1€), una HighRoller Exo 27.5, que costaría en España como mínimo 50€. Además, tuve también problemas con un rodamiento en la rueda trasera, en este caso tuve que dejar de rodar un día mientras nos hacían llegar un nuevo rodamiento desde Simferopol ya que en la tienda local no lo tenían. No fue grave, me sirvió ese día para simplemente hacer turismo en la ciudad y llegarme a la conocida ciudad de Yalta a 1h en bus (1€ el billete) para hacer de turista por allí durante todo el día.

Con respecto a la parte física y ténica rodando. El terreno en general es bastante fluido, con no demasiadas zonas rocosas o con mucho desnivel, por lo que permite a casi todos hacer la mayoría de los senderos, la diferencia radica claro en la velocidad con que se haga.

BikeTest antes del viaje suele enviar una pequeña encuesta para definir aproximadamente el nivel de cada cliente y así decidir con antelación las posible rutas. Claro que ya en el sitio, según se vea la capacidad de cada cual, las rutas se modifican y adecúan al nivel de todos. En caso de grupos de más de 5 personas, con niveles diferentes, BikeTest dispone de más guías con un perfecto conocimiento del terreno y también con una habilidad técnica más que suficiente para todas las rutas. Te aseguro que no quedarás con ganas de más, cada día terminarás con una sonrisa en toda la cara.

Para más información no dudes en escribirme a yazalpizar@gmail.com o a través de mis perfiles en Instagram  Facebook.


Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s