Endurama 2017: Cuenca, fin de temporada

¿A que son preciosas esas vistas? Alucinantes, ya te digo. Y si además le sumas a esto un finde rodeado con multitud de amigos que al igual que tú, disfrutan de la bici de montaña, tienes la carrera perfecta. Y de eso se trata con la Endurama, de pasar un finde por todo lo alto con otros locos amantes de este deporte, picándose para ver quién baja mejor y porque no, quién ríe más alto y fuerte.
Nos desplazamos hace una semana para la última parada del ya conocido campeonato de enduro, Endurama 2017. Cerraríamos con broche de oro, en Cuenca, ciudad amurallada patrimonio de la humanidad desde 1996, conocida por sus alucinantes “casas colgadas”, casco histórico y el puente San Pablo sobre el río Huécar. El recibimiento por parte del club local, voluntarios y organización, simplemente inmejorable.
El viernes como llegamos un poco tarde no dio tiempo a entrenar ningún tramo del recorrido. Así que directamente nos fuimos a la cena/tapeo que nos tenía preparada la organización en el auditorium, justo donde estaría la zona de paddock durante la carrera. Ya había bastante ambiente, muchos corredores prefieren llegar el día antes, sobre todo si como nosotros tienen que hacerse muchos km’s de coche, así descansan y están frescos para los entrenos del sábado. Aunque en la Endurama estos entrenos no son obligados como pasa en otras competiciones.
las vistas sobre Cuenca desde el TC5 espectaculares
El viernes acabó temprano para algunos, para otros no tanto… me dejé engañar por los locales, con Bencha y Andrés a la cabeza y Carlos Sadaba siguiéndoles los pasos. Terminé arrastrándome a la furgo casi a las 4 de la mañana, sin ganas de montar la cama ni nada, cuando abrí la puerta y vi 2 bicis desmontadas, 2 pares de ruedas extras, bultos y demás trastos…a la mierda, duermo en la fila trasera de asientos recogido, total, con la tajá que llevaba ni me enteré de la incomodidad.
Amanece el sábado, si no llega a ser por los amigos de SpainDH que buenamente se pusieron a “conversar” en la puerta de casa a las 8:30, creo que hubiera dormido hasta el mediodía. En fin, toca arrastrarse fuera de la furgo, desayunar y salir a los entrenos. Entre una cosa y otra, somos varios, coordinarse y tal y cual, nos dieron las 10:30 cuando salimos a pedalear. A esta hora ya muchos regresaban de hacer su entreno o al menos de hacer 2 o 3 tramos, dejando los otros para la tarde o simplemente hacerlos a vista en carrera.
El día fue bastante caluroso, nos pasó factura por supuesto el haber salido tan tarde. Por suerte en los enlaces pasabamos por varias fuentes donde podíamos recargar agua. En el enlace al 2 incluso pasabas junto al paddock por lo que los bares estaban peligrosamente cerca…y no, no nos paramos, mal pensado. Al final del TC3 tuvimos la nota amarga del finde, la corredora Paloma Vargas del SpainDH tuvo una caída que le pasó factura, dejándole el brazo izquierdo muy tocado, con posible microfisura en escafoides y cabeza del radio. O al menos eso dijeron en el hospital. En fin, carrera terminada para ella, pero al menos entraría en el podio de la general ya que al haber participado en las 2 carreras anteriores tenía la suficiente cantidad de puntos asegurados.
Después del percance con Paloma, comer y beber algo, me sumo al resto del grupo para terminar y hacer al menos el TC5 que tanto prometía. La subida por el Calvario muy llevadera, excepto un par de puntos, todo a pedales. Desde arriba las vistas sobre Cuenca son espectaculares, al igual que desde el inicio del TC4, se lo curraron muy bien para estos tramos. Terminamos, cenita con mucha pasta y a dormir que el domingo toca madrugón.
Amanece el domingo, dormí algo mejor porque sobraba una cama en uno de los hostales y pude soltar piernas sin problemas (gracias Zurdo!). Espero no haber molestado mucho a los demás con mis ronquidos. Al pillar la bici veo que le falta aire, sin detenerme a mirar mucho prefiero meter cámara directamente, meter algo más de presión y rogar a que durante el día no pinche.
Desde las 8:30 comienzan a salir los corredores. Será un día largo, 40km con unos 1400m de desnivel repartidos en los 5 tramos de carrera. Los TC1, 2 y 3 con mucho pedaleo, con áreas expuestas en la zona de los acantilados, pero a la vez donde más adrenalina se acumula y hay montón de público vitoreando y animando a los corredores.
Ya en carrera toca apretar los dientes y darlo todo en las bajadas. En mi caso, toca darlo todo en los enlaces para intentar pillar a la mayor cantidad de corredores posibles. Imposible poder alcanzar la cabeza de carrera cada vez, con una eBike si es posible, ya lo experimenté en la BigRide Ojén y en la Copa de Enduro de Portugal en Sao Bras de Alportel.
zona comprometida de acantilados del TC2, con multitud de público
Decidí saltarme el TC3 para poder llegar al inicio del TC4 antes que todos los corredores, las fotos en la trialera que tanto había oído hablar tenía que coger a a todos. Y vaya si fue espectacular. Además de estar plagado de público, las vistas a Cuenca y sus casas colgadas eran de leyenda. Los corredores se esmeraban en pasar lo más limpio posible, tuvimos de todo en este tramo, valió la pena el apretón para llegar antes que ellos.
Del TC4 toca enlace por el Calvario hasta el TC5 y final de carrera, donde el público era aún más nutrido y los gritos se oían hasta el otro lado del barranco, desde el TC4 se les podía oír. Esta bajada no tenía mucha complicación, pero el terreno seco y suelto daba un extra de peligrosidad, podías coger mucha velocidad y luego al parar para enfrentar la zona más radical podías tener un susto…. o podías no frenar, como hicieron algunos y simplemente volar por las piedras….jajajaja!!
Laura, la única corredora en carrera, lo dio todo e hizo buenos tiempos
Y colorín colorado este cuento se ha acabado, tocaba birras, risas y un buen rato de espera para los podios. Por suerte la espera se hizo amena acompañado de algo de tapeo y los 2 barriles de cerveza gratis que aportó la organización. Aunque la verdad esos 2 barriles duraron poco, con 200 personas tirando del grifo y el calor del día, se antoja poco. Pero ya con esto muchos les bastó para reponer algo de fuerzas y hacer el camino de vuelta a casa. Los que teníamos más km’s por recorrer, contrariamente a lo esperado, fuimos casi los últimos en salir, cosas del directo.
podios Junior, no stress y cadetes
podio Endurama 2017 categoría élite
Todos los resultados los podéis consultar en la página oficial de la organización. Aquí os dejamos un video resumen de la mano de Koa Films.
¡¡Enhorabuena todos!! ¡Nos vemos el año próximo!
una Endurama no lo es si no se mantea al organizador y amigo Sergio Zurdo, gracias cariño por soportarnos!!

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s