Algo diferente: Mallorca312

Pues sí, más que diferente, al menos para mí. Hace un par de meses el grupo con el que suelo hacer mis salidas de MTB habituales decidieron ir a pasar una semana en ZonaZeroBTT. Ya había insistido antes en que no deberían dejar de ir por este sitio, que yo ya había visitado varias veces en años anteriores. Me apunté y me hacían muchas ganas acompañarles. Pero por razones de curro un par de semanas antes tuve que desisitir de asistir. Mi gozo en un pozo. Pues nada, a lo mío, seguir saliendo entre semana en los entrenos-no-tan-a-escondidas y sumarme a alguna salida de otro de los tantos grupos que tenemos por la isla.
Pero de repente leo en algún sitio sobre una marcha cicloturística, la Mallorca312, que se celebrará justo el finde que supuestamente no iba estar en la isla pero con el cambio de planes sí que estaré….hmmmm… a ver de que va el tema. No hay segundas intenciones, el nombre lo dice todo, dar la vuelta a Mallorca en bici de carretera (“flaca” a partir de ahora) en menos de 14 horas. Coño! Hay que estar fuerte pero fuerte para hacer eso! Pero espera, tienen una opción para quién no se sienta en plan héroe, hacer “solo” la mitad, 167km para ser exactos. Esto suena más para pobres mortales que solo salimos los finde y algún día entre semana en bici de montaña y hacemos como mucho 25-30km por ruta. Bueno, en mi caso es cierto que llevo cosa de un año haciendo más km. Resulta interesante. Me lo planteo seriamente. Miro un par de las tiendas locales (gracias Vicens! Gracias Rafa!) y finalmente por temas logísticos y de comodidad alquilo en Bimont una Orbea Orca montada en Shimano 105. 
Comienza la cuenta atrás.
-10 días para el evento, 102km, 400m desnivel (Palma, Maritimo, Arenal, carretera cabo Blanco hasta S’Estanyol y vuelta por donde mismo)
Primera hora de la mañana, coño, este trasto no pesa una mierda, todo carbono, se partirá con el primer arcén que toque. Ni puta idea de como va el tema, como cambia esto?! Ahh!! mira tú, en las manetas de frenos. Pero vaya mierda, esto no frena nada, mi tanque con discos de 203 me saca por orejas en un metro escaso. Bueno, con esto no me voy a tirar por donde me tiro con la mtb. En fin, vamos al tema, a ver como rueda esto. Vicens me advirtió que tuviera cuidado de no pasarme en los entrenos, la diferencia es grande y te parece que no te cansas pero si que te cansas, vamos si te cansas. Vamos a probar…coño! Ya estoy en S’Estanyol, cincuenta y tanto kilometros! Y aún tengo que volver a Palma. Al final del día ya en casa levanto la punta del sillín, la llevaba muy baja y me carga mucho hombros y cervical. La potencia esta un poco larga.
-9 días, 71km, 1400m de desnivel (Palma, coll Sa Creu, Establiments, Esporles, Puigpunyent, Calvia, coll Sa Creu, Palma)
Hoy le doy caña a la montaña, a ver que tal subo con esto. Es impresionante, como se avanza con esto, las piernas no van mal. La potencia es decididamente muy larga, llamaré a Vicens para comentarselo y pasarme el sábado por la tienda a cambiarla por una más corta. Mientras adelanto el sillín un par de cm, mucho mejor.
-8 días, 78km, 1300m de desnivel (Palma, coll Soller, Soller, Deia, Valldemosa, Palma)
Hoy de nuevo montaña, paso a primera hora por la mañana por la tienda, me tienen 2 potencias para cambiar por la que llevo. Decido poner la más corta de 90mm y es todo un acierto. Aprovecho para hacer una parte de la ruta que tocará en la Mallorca312, desde Soller subir Can Bleda, Deia, subir a La Pedrisa y rodar hasta Valldemossa, desde aquí todo pa’bajo hasta Palma. Ya me siento las piernas cansadas, mañana toca descanso. El cambio de potencia lo he notado mucho, los hombros y cervical mucho mejor al final del día.
-6 días, 102km, 400m desnivel (misma ruta llana del primer día)
Hoy repito lo mismo del primer día, me doy un poco más de caña, según las aplicaciones que llevo en el móvil hago record personal en casi todos los segmentos marcados del recorrido, una pasada. El día de descanso en medio ayuda a recuperar por supuesto.
-5 días, 41km 650m desnivel (Palma, Establiments, Calvia, coll Sa Creu, Palma)
Buenas sensaciones, ya quedan pocos días, haré una salida más en un par de días y listo. Subir el coll de Sa Creu nunca volverá a ser lo mismo.
-3 días, 54km, 250m desnivel (Palma, Maritimo, Arenal, urb Sa Torre y vuelta por donde mismo)
Última salida, mañana descanso final. Voy más tranquilo que días anteriores. Ahora entiendo cuando hablan sobre la carretera de Cabo Blanco y la cantidad de ciclistas que circulan por allí, es impresionante.
PiPiPiPiPiPiiii!!! Suena el despertador, sábado 26, día del evento. Ayer pasé a última hora de la tarde a recoger la bolsa con dorsal, chip, maillo conmemorativo y demás. De pie a las 5am, en media hora estoy listo, bici en el coche, un último repaso para no dejarme nada y salgo para Alcudia. Llego aún de noche, poco más de las 6am, mucho ambiente, ya se oye a lo lejos el audio y música del arco de salida/meta. Montón de ciclistas, muchos vienen rodando desde los hoteles cercanos, otros, residentes de la isla, como yo, vienen en coche. Me cambio, último chequeo, frenos, neumáticos, dorsal, móvil, herramientas, todo parece estar en orden.
Me acerco a meta, ya hay unos 200 ciclistas en la salida, estos han madrugado. Me pongo a la cola, son las 6:30am. Va amaneciendo y cerca de las 7am ya no cabemos más en tan poco espacio, se nota el nerviosismo, algunos estiran, otros retocan algo a última hora, otros salen corriendo buscando un baño. Pasan unos minutos de las 7 y esto arrancaaaa!!!
Salida controlada?!?! La madre que los parió!! Coño, que van con un cohete en el culo! Así no llego ni a Lluc coño. En fin, poc a poc. Me adelantan un montón, en la carretera paralela al mar dirección pollensa se estira el pelotón, se van armando grupitos. Pero a la altura de la carretera hacia Pollensa se hace nuevamente un pelotón grandote, se ve que delante han bajado un poco el ritmo. De pronto siento que alguien me toca a la espalda y al mirar es nada más y nada menos que Antonio Ortiz el “Cora”, conocidísimo mountainbiker de Ojén. Me reconoció por el maillot del club OjénBiker’s que llevo puesto. Iba como una exhalación hacia la cabeza del pelotón, al final me entero que ha hecho el 2do puesto en los 312km, con un tiempo igualado al italiano que quedo 1ro. En fin, yo a lo mío.
Veo pasar el cartel de comienzo del coll de Femenia, primera subidota del día. A partir de aquí mi plan es sencillo, reservar, reservar y reservar. No he hecho nada parecido jamás, no sé como responderá el cuerpo a tantas horas seguidas de pedaleo sobre la bici con tanto desnivel acumulado al final del día. Así que me planteo subir por debajo del ritmo que pueda permitirme. Ya se nota que estoy se pone serio, se va estirando el pelotón, poco a poco van subiendo piñones y no hay tanta cháchara. PimPamPimPam…vaya, esto yo lo conozco, estamos llegando al cruce que va hacia Binifaldo, no ha sido tan largo como parecía, bueno sí, pero no ha sido tan duro como pensaba. Llaneo hasta Lluc y ahora toca la subida del coll de Sa Batalla, esta y la siguiente hasta el coll des Puig Major las conozco bien, las he hecho un sinfín de veces con la bici de montaña. Que diferencia con la “flaca”, esto te deja subir a buen ritmo, si estas bien claro. Mas o menos subo con los mismos que subí el coll de Femenia, algunos adelantan otros bajan el ritmo. Me siento bien, nos acercamos al túnel y veo la señal del 1er avituallamiento a 1km, justo pasando el túnel. Paro en el avituallamiento, no pienso saltarme ninguno de los 3 que tendré, no quiero arriesgarme a calambres ni nada parecido por falta de hidratación o comida. Llevo conmigo varios geles (potingues les llamo) que iré dosificando. Me tomo sin pestañear un par de aquarius, relleno ambos bidones que tenía más o menos por la mitad.
Continuo, el viento ayuda, pensaba que lo tendríamos de frente pero no, esta medio a favor, pegando un poco de lado. Sé lo que queda hasta el 2do túnel y desde allí el bajadón hasta Soller, así que me permito darme un poco de caña, me pego a un par de chavales jóvenes que iban rapidillo e intento mantenerme con ellos. Lo logro casi hasta el túnel y aquí viene un salvese quién pueda. Bajo a tumba abierta, no sé si soy rápido o no, solo veo que adelanto montonazo de peña, esto vuela para abajo, noto que por momentos me falta frenos, supongo que en esto de las bicis de carretera pasará igual que con las MTB, mejores frenos, mejor frenada, más potencia, etc.
Llego a Soller, ambientazo, montón de público gritando y vitoreando, impresionante. Me zampo rápido un gel, agua y tocan ahora las 2 subidas hasta Deia y Valldemossa, Can Bleda y Can Costa, siendo la 2da la más durilla de las 2. Esto lo hice la semana pasada calentando motores así que ya sé que me espera. Subo a medio gas, me adelanta bastante peña de la que adelante bajando. Tira tira y llegamos a Deia, apretar los dientes y pa’rriba. Aquí ya llevamos cerca de 80km, las piernas no responden igual que hace unas horas, meto todo lo que llevo (ni idea de cual era el piñón mas grande que llevaba, 28?). Pero con esto voy bien, molinillo y subo lento pero sin pausa. Llego al 2do avituallamiento, aquí hay sólidos, platanos, barritas, bocatas de queso, semillas, frutas y claro, líquidos. Vuelvo a cargar los bidones, más aquarius pa’l cuerpo, un par de barritas (me guardo un par más para mas adelante) y un par de trozos de plátano. Prefiero no salir de inmediato, una meadilla, un par de estiramientos, cinco minutos y vuelvo a la carga. Ahora toca bajadon hasta el cruce de S’Esgleieta y desde aquí todo por carreteras secundarias hasta la meta. Algunas zonas las conozco, otras no, a partir de Alaro ni puta idea de como será el terreno.
Me siento con fuerzas y decido que a partir de S’Esgleieta me pegaré a los primeros que me adelanten y a ver cuanto aguanto. Con tanta suerte que nada más girando me adelanta un grupo de unos 10 riders. Me meto en el grupo y veo que hay de todo, 2 van tirando delante con equipación de Herbes Tunel de Mallorca, un par de extranjeros y algunos que no llevan dorsal, pero por la equipación deduzco que son locales. A ver como es esto de ir en grupo. Siempre he oído que en carretera es important ir en grupo, dando relevos y demás, que ir solo es lo peor que te puede pasar. Vamos rapidillo, adelantamos ciclistas aislados y algún grupo pequeño. Cruzamos la carretera de Soller, dirección Sta María, los 2 del team Túnel siguen en cabeza, nadie da relevo, que raro. En Sta María nos dejan varios, ya solo quedamos los 2 Túnel, 2 extranjeros y 2 más que por lo visto también son de la isla pero con una equipación que no reconozco. Ahora vamos dirección Alaro, un repecho aquí, otro por allá, me zampo una de las barritas y un gel y mucha agua. Adelantamos varios grupos y no veo que nos sigan. Casi llegando a Alaro en un momento dado miro hacia atrás y veo que ya no queda nadie más, solo los 2 del Herbes Túnel y yo. Ya comienzo a sentir que aunque quiera, no podría dar relevos, puedo aguantar atrás pero dar relevo ni de coña, bajaríamos mucho el ritmo. Se lo comento a los otros 2 y mira por donde de inmediato me hacen algún chiste sobre Cuba, se han dado cuenta por mi acento que soy de por allí. Me dicen, tú tranquilo, si no puedes no pasa nada, pegate detrás y no sueltes la rueda. GRAAANDEEESSSS!!!
Dicho y hecho, me pongo detrás de ellos y entre preguntas sobre Cuba, cuentos e historias varias vamos haciendo km. En los repechos aprieto los dientes y me mantengo, intento recuperar lo máximo posible. Lo que más comienza a molestarme son los brazos y hombros, tanto tiempo en esta postura sobre la flaca a la que no estoy acostumbrado ya pasa factura. Voy cambiando las manos de posición, intento estirar un poco cuando puedo. No sé nada de medias ni rpm ni latidos, pero coño, es que vamos adelantando a montón de peña y no veo que nadie se quede a rueda, algunos lo hacen y nos sueltan al poco rato. Decididamente si logro aguantarme con ellos haré un tiempazo, al menos para mi por supuesto. Pasamos Lloseta y nos acercamos a Biniamar, donde está el 3er y último avituallamiento, paramos y sopresón! HAY BIRRA!! Ahora si que termino esto coño! Me tomo 2 jarras medianas, que gustazo, fresquitas y bajan como nada. Lo mezclo todo con un par de tigretones, una barrita más y uno o 2 aquarius, ahora no recuerdo, el acohol me da amnesia y otras cosas que no recuerdo…jajaja!!
Seguimos. Nos acercamos a Selva y a partir de aquí ya todo es nuevo para mi. Moscari, Campanet, olivos y más olivos, que chulada de isla, que preciosidad, un paraíso para la vista y los sentidos…menos para mi culo que ya comienza a estar cansado y las piernas ya ni te cuento. Entre comentario y comentario me dicen, ya estamos en Pollensa…como?! No jodas, no me ubico. Y de pronto salimos a la carretera que viene desde Sa Pobla hacia Pollensa, esto lo conozco! Ya falta poco, aguanta! Aquí nos juntamos ya con un par de grupos y en total volvemos a ser unos 15 o algo así, hasta meta ya seremos un buen grupo. Un par de extranjeros se pican un pelín y aprietan algo el paso. Le digo a los de Hierbas Tunel que me han traído hasta aquí que no se preocupen por mí, que se lanzen y que salga el sol por donde salga. Aprietan el ritmo, supongo que no todo lo que podían (Gracias de nuevo!!) y vuelven a estar en cabeza. El ritmo que llevamos me pone al límite, tengo que apretar los dientes, no decir ni una palabra y darle duro a los pedales. Llegamos a la rotonda que enlaza con la carretera que lleva a Alcudia! Esto se acaba señores!! Solo falta un último repecho justo antes de llegar a Es Murterar, me cuesta la vida, son solo 200m pero me parecen un Everest, me separo unos 10 metros de la cabeza pero con un último achuchón los vuelvo a pillar. Me falta el aire, me duele todo…vamos, solo un par de km más!
Callejamos, coches, gente, griterío, audio, varios del grupo se desbocan en un sprint final, a mi no me quedan fuerzas para tanto, solo me dejo llevar……META!!
06:11:12, 27km/h de velocidad media, posición 170 de 810 corredores que hicimos la versión de 167km.
El más sorprendido soy yo mismo, no me lo creo. Reto superado. En meta hay una carpa donde dan masajes para recuperar…gratis!! Me apunto sin dudarlo, mientras espero a que me toque me como, no, me trago de un bocado un plato de pasta y un par de birras. Me toca el masaje, donde te duele o molesta, pregunta la chica, cervicales y hombros le digo y piernas claro. Quitate el maillot y acuestate aquí, miramos la cervical y luego las piernas….de pronto siento que me tocan la espalda “señor, señor…” llama la chica…EHHAHHAEREG?!? Que pasa?! Me he quedado dormido!! jajajjajaja!! Fueron unos 20min y por lo visto no paso ni un minuto y me quede como muerto. La chica entre risas me pregunta si estoy bien. Bien es poco, mil gracias, estoy perfecto, que alivio en el cuello y la cervical, si por casualidad lees esto, gracias! Me voy a la tienda que tiene Bimont en Alcudia, entrego la bici y en un bareto al lado me tomo no uno sino 2 cafés, si no lo hago creo que me dormiré por el camino de vuelta a Palma.
Ha sido una experiencia diferente. Nada que ver con una BigRide o cualquier otra carrera de enduro. Tampoco con la maratón de Sierra Morena que hice en Córdoba el año pasado, que también fue espectacular. La carretera es diferente, muy diferente al MTB. Sí, básicamente son lo mismo, dar pedales y aguantar lo insufrible dandolo todo sobre la bici, pero ahí se acaban las similitudes, que ya es mucho. La bici de carretera te exprime, no lo sientes, pero las fuerzas van mermando, gota a gota, km a km. Pegarme a rueda de los 2 de Hierbas Túnel y aguantarles el ritmo fue lo mejor que me pasó. Repetiré el año próximo? No lo sé. Si estoy igual de forma quizás sí, ya veremos.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s