Whistler dia 11: algo de enduro y voluntariado Crankworx

caras de felicidad en el paraíso, al fondo Alta Lake y Whistler bikepark
Hoy ha tocado un poco más de enduro. Ya estoy machacado, el cuerpo me pide descanso, ayer dormí 2h por la tarde antes de la cena de voluntarios del Crankworx y luego dormí de un tirón unas 9h. Hoy me he levantado descansado pero ni de lejos recuperado al 100%. Pero lo suficiente para hacer una ruta enduro de casi 3h, 20km con 4 bajadas, que como siempre, fueron espectactaculares.
La subida fue durilla, ya la conocía de rutas de la semana anterior, aproximación tranquilos por los valley trails o carriles bicis hasta la base del Westside, desde allí arrancamos ya con un sendero picantico, el Hot Dog Alley, que te deja en el primer tercio de la subida Scottia Creek que harán en la EWS camino al tramo 4. Desde aquí toca una subida molinillo total, lenta y con desnivel para ir subiendo hasta los mil y pocos metros. Luego toca llanear un poco hasta la primera bajada, una rombo negra muy divertida, “A Rockwork Orange”, no muy larga, unos escasos 500m pero bien divertida y técnica. Luego continuamos con Korova Milk Bar, otra rombo negra con unas paredes de roca para flipar. Como el terreno a pesar de la lluvia ya está un poco seco Chus decidió meternos por una doble rombo negra, Wizard Burial Ground, con por supuesto varios pasos muy chungos donde para conservar mi integridad física (y no aguantar a la mujer gritando con un brazo escayolado) preferí bajar andando.
Después de estas bajadas toco un pequeña subida con llaneo de un par km hasta enlazar con otra rombo negra, Binty’s y finalizar con un cacho de una azul muy divertida y con mucho flow, 27 Switchbacks. Una vez abajo, Chus, Maria y Joan continuaron para hacer A River run through it, muy técnica y divertida pero que hice el 2do día y preferí descansar porque sabía que me iba a pasar factura. Además, mañana toca día completo en Squamish, por lo que preferí descansar para estar lo mejor posible mañana.
A la vuelta en uno de los parking del Village ya están montando las carpas de los equipos, mañana estarán ya a reventar de gente, corredores y mil personas más.
A la tarde hoy tenía 5h de voluntariado en las oficinas del Crankworx, en las oficinas de recepción de corredores y periodistas. Se siente bien colaborar un par de horas con el evento, ver como funciona algo tan grande por dentro y por supuesto, ver de cerca a todas las estrellas. Y no, no hay fotos, iba de culo todo el tiempo, ayudando donde era necesario, sobre todo cuando aparecía algún corredor hispano hablante que no se manejaba muy bien con el inglés.
la oficina de recogida de dorsales aún tranquila, el francés Yoann Barelli del Giant Factory Off-Roadd Team fue de los primeros en pasar a buscar su dorsal

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s